Febrero, el mes de mucha transición.

Creo que sabes muy bien que durante el mes de febrero todavía hay días de ¨mucho abrigo¨ y otros de quedarse en manga corta. Dentro de nuestros cuerpos sucede algo parecido. Es un mes de muchos cambios internos, un mes en el cuál se está invirtiendo la energía, lo más denso se está volviendo más ligero. 

En la naturaleza todavía no se manifiestan los cambios por fuera, pero se sienten intensamente por dentro. Quizás le sucede también a tu cuerpo, porque tú también formas parte de la naturaleza. Con palabras difícil de explicar, la verdad, pero es algo que se siente, TÚ LO SIENTES y SE SIENTE EN EL AIRE.

Los días empiezan a prolongarse y las mañanas tan oscuras que parecían quedarse para siempre están desapareciendo de prisa.

La primavera biológica ya está empezando y no tiene nada que ver con le fecha en el calendario. Va a su propio ritmo, igual que tu cuerpo. Tus órganos relacionados con la primavera son la vesícula biliar y el hígado y están empezando a trabajar al máximo.

Y tú, quizás te preguntas: ¿Por qué hay días que me levanto tan fácilmente y días que no puedo salir de la cama, como si tuviera encima un peso enorme? Es precisamente ese cambio que estás sintiendo, todavía estás por una parte en el invierno, pero poco a poco va entrando el aire fresco de la primavera.

Algo está cambiando y es importante que le ayudes a tu cuerpo durante esa transición

para que sea mucho más fácil.

Y por eso quiero compartir contigo lo siguiente.

Te invito a que te escuches, porque solo tu propio cuerpo puede decirte lo que necesita exactamente, pero no quiero dejarte solo, así que te doy unos tips para que tú mismo decidas lo que necesitas:

Es un momento de cambio, por lo tanto se trata de ir quitando ¨el peso¨ – no en el sentido que tienes que perder kilos, sino que  en el sentido de ir cocinando y comiendo de manera más sencilla y más ligera.  Todavía no es el momento para ninguna depuración. (Pero tranquilo, dentro de un mes te propondré una muy efectiva, ya te avisaré 😉).

Lo que sí puedes hacer es ir ¨aclarando¨ el camino, por ejemplo:

  • Disminuir el consumo de pan y de cualquier otro producto de ¨panadería¨.
  • Comer menos grasa, pero depende mucho de tu punto de partida. No es lo mismo si sueles comer todos los días mucha grasa, carne, queso o si tu alimentación es más equilibrada. Empieza a quitar un poco. Puedes ir alternando los días: un día con queso, otro día sin queso.
  • Si en tu alimentación no está presente mucha grasa animal, puedes tomar un poco menos de la grasa saludable o esperar hasta la comida a tomar grasa.
  • Preparar los platos de forma más ligera, poco a poco sofreír menos y utilizar menos el horno.

Y sobre todo, escucha tu cuerpo y obsérvate qué alimentos te hacen sentir pesado y según eso los puedes ir consumiendo menos.

 

Además, puedes apoyar el proceso bebiendo ciertos líquidos y de esta forma ir preparándote para la primavera.

  • Infusión de la raíz de Diente de león.
  • El famoso ¨Timonet¨ – tan conocido por la zona donde vivo, es la infusión de Tomillo (Thymus Serpillum) o de Thymus vulgaris.
  • Infusión de jengibre.
  • Agua caliente con un poquito de miel y limón.

Tomar una de estas bebidas al levantarse 👆 es muy buena manera de empezar el día.

 

Y como no, hay que moverse 🙂

Empezar a moverte cada día un poquito e ir activando el cuerpo y el sistema linfático.

En esta temporada a veces aparecen dolores de las articulaciones (hombros, codos, rodillas) y no tienen por qué tener una explicación, no hay nada mal, puede ser un solo reflejo de tus cambios internos.

Por eso te invito que te muevas suavemente, con cariño y de forma regular.

Empieza a crear en tu cuerpo esa elasticidad y facilidad de movimiento, ¡ES POSBILE!

Y si no sabes como empezar, siempre me puedes preguntar, tanto si te gustaría que te guiase en la parte de movimiento saludable (echa un vistazo a ¨Mi club¨ – https://lenkasana.com/curso/club/ ) como en el tema de la alimentación.

Este artículo forma parte de Ritmo como remedio natural para la salud.

Recibe una ¨caricia¨ para tu cuerpo, mente y corazón.

Cuando te registres, recibirás un mensaje mensual (el artículo del ciclo ¨Ritmo como remedio natural para tu salud¨ + siempre algo más 😉) por el correo electrónico.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Lenka Urbisova.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Loading que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad