Sí, tengo mi Maestra, se llama Zaira Leal.

Desde que he entrado en el mundo del yoga todos siempre hablaban de sus maestros: mi maestro me dijo …, mi maestra me enseñó …, cuando estaba con mi maestro … . Yo nunca tuve ninguno. Claro que pasaron por mi vida muchos maestros, desde la escuela infantil hasta la universidad. Había varios de los que tengo recuerdos muy bonitos y otros ya no tanto.

En mi camino del yoga también aparecieron algunos. Mi primera maestra de yoga, Merche,  gracias a sus clases empecé a investigar más sobre el yoga y formarme, luego Rafi y Miriam me enseñaron el mundo tan bonito que es de yoga para niños y después Christine, ¨la madre¨ de la escuela Om Shree Om – Hogar dulce hogar :-).

Cómo cada vez estoy profundizando más, cambiando y evolucionando, necesitaba Mi Maestra, una persona que no solamente me de clases sino que también me guíe a través de mi corazón para poder Ser. Y la he encontrado. Hace tres años me crucé con ella durante dos fines de semana en Madrid, pero este año he empezado un nuevo camino a su lado. La semana pasada empecé la formación de profesores y estudios evolutivos de yoga con Zaira como profesora. He emprendido un nuevo camino, el ¨Camino de los seres luminosos¨ , el programa creado por Zaira Leal. http://zairalealyoga.com/formacion-2019/

 

¿Así que, yo ya tengo Mi Maestra y tú?

¿Cuáles han sido tus maestros?

Creo que es importante tener a quién preguntar y consultar todas esas dudas que se nos pasan no solamente  por nuestra mente, sino también por nuestro corazón.

Un buen maestro te ayuda a crecer y florecer con todo tu potencial que llevas dentro.