Noviembre – Un ¨nido¨ cálido en el que te puedes acurrucar cómodamente.

Este año hemos podido disfrutar de temperaturas cálidas hasta ahora, pero en estos momentos ya están viniendo ¨a la escena¨ el frío y los tonos más grises.  Aparecen las primeras nieblas y estamos sacando los abrigos de los armarios.
Estos cambios naturales nos llevan no solamente a cambiar de ropa, sino también vamos tomando cada vez más bebidas y platos calientes y estamos cocinando las verduras de otoño como por ejemplo la calabaza.
Aunque la forma más tradicional de preparar la calabaza es hacerla al horno,
no te olvides que puedes preparar muchos otros platos de este ¨oro anaranjado¨  (rico en vitamina A y E, fortaleciendo tu sistema inmune) como:

  • una crema de calabaza,
  • una ensalada caliente de calabaza o
  • chips de calabaza.

Estamos entrando en la época del año cuando nos podemos permitir alimentos más calóricos y muy nutritivos. No te obsesiones con las depuraciones ahora, porque ya no es el momento. En primavera tu cuerpo te pedirá una ¨limpieza¨, pero ahora toca calentarse con un poco más de proteínas y grasas saludables.
Es ahora cuando mejor reciben tus huesos, articulaciones, tendones, dientes y cabello todos los minerales que les vas aportando gracias a tu alimentación. Y de la misma forma que los minerales se van almacenando en tus estructuras corporales más densas es un momento especial para ir un poco más hacia tu interior.

Y sé que puede ser incómodo, porque darle la bienvenida al verano es tan fácil, ya que todo es luminoso y alegre, pero

¿Darle la bienvenida al otoño, cuando todo es mucho más oscuro y frío?

Es un poco más difícil y puede resultarte como si bajases a un sótano abandonado.

¿Y si cambias de percepción?

¿Si toda la ¨bajada¨ otoñal la vieras cómo una oportunidad de acomodarse en un nido suave donde te dejas envolver por una manta calentita?

Imagina que no estés entrando en un sótano oscuro sino a una concha o cueva ordenada, cálida con una luz tenue.

Te regalas un mes de paz, tranquilidad y calma. Esa sensación de un abrazo acogedor.

Intenta no desperdiciar este momento del año con demasiadas actividades ni tampoco dejarte arrastrar por las luces de los centros comerciales y publicidades navideñas, porque el momento para las estrellas navideñas no ha llegado aún.
Lo que se está abriendo ahora es un espacio para darte un regalo muy grande durante este mes de noviembre y a principio de diciembre.

Regalo de

DEDICARTE A TI

Reflexionar sobre los frutos que has recogido de todo tu trabajo este año,

de lo que has aprendido y

soltad lo que ya no quieres en tu vida,

y seleccionar  muy bien las semillas que quieres guardar para la primavera.

 

Este artículo forma parte de: El ritmo como remedio natural para la salud.

Recibe una ¨caricia¨ para tu cuerpo, mente y corazón.

Cuando te registres, recibirás un mensaje mensual (el artículo del ciclo ¨Ritmo como remedio natural para tu salud¨ + siempre algo más 😉) por el correo electrónico.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Lenka Urbisova.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Loading que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad